Historia

Un valioso “canto rodado”

Un valioso “canto rodado”

En los placeres auríferos “Irkindán” fue hallado la mayor pepita de oro en toda la historia del Extremo Oriente ruso. Pesa 7655 gramos. Pronto completará la colección del Fondo de Diamantes de Rusia, el principal depósito de tesoros de Rusia.

Esta “piedra” preciosa que vale más de 500 millones de $ fue encontrada por los buscadores de oro de la cooperativa “Vostok” (Oriente) del Territorio de Jabárovsk. Al lavar roca montañosa Alexander Starovoitov divisó entre piedras y suciedad el brillo de un pedazo aplanado de gran tamaño, que resultó ser oro. Por su forma recuerda un guante de boxeador. La experticia puso de manifiesto que es oro puro sin impurezas de 914 quilates.

Este hallazgo único devino una especie de regalo para el aniversario de la cooperativa de lavadores de oro por lo que los obreros decidieron llamarlo “Cuadragésimo aniversario de la cooperativa Vostok”. Ahora se mantienen conversaciones con Gohran que adquiere la pepita para el Fondo de Diamantes. Este proceso no es nada fácil, ya que, debido a la elevada demanda de pepitas de gran tamaño el precio real de nuestro pedazo en cualquier caso será más alto que su valor nominal, aclaró a nuestra radio Guennadi Malyshevski, jefe de la cooperativa “Vostok”.

Como base se toma el precio londinense fixing, nivel de precios de oro, que se usa como punto de referencia en el mundo entero. Pero costará mucho más porque es una pepita de oro única. Los multimillonarios que coleccionan pepitas pueden ofrecer un precio tres o cuatro veces mayor.Y Gohran la valorará tomando en consideración nuestras propuestas.

La mayor pepita de oro hallada últimamente en el mundo fue encontrado el año pasado en California. Pesaba 3,1 kg y fue vendida en subasta pública por 400 mil $.

Próximamente la pepita de oro del territorio de Jabárovsk ocupará un lugar destacado en la mayor colección de hallazgos de oro y plata en el mundo: el Fondo de Diamantes. Se puede compararla, posiblemente, con los tesoros de los zares persas y de la familia real de Gran Bretaña. Las bromas de que es recomendable llevarse gafas ahumadas al ir al Fondo de Diamantes para no quedar obcecado por el brillo de los tesoros, tiene una base real. La colección de obras fantástica de “arte de Natura”, en el museo más rico de Rusia, de veras asombra. Allí se guarda la mayor pepita de oro del mundo de 36 kilos, el llamado Gran Triángulo. Fue hallado en 1842 por el buscador Nikifor Siutkin en uno de los placeres de los Urales del Sur. Los visitantes siempre quedan exaltados al ver una pepita pequeña, un poco más de 20 gramos, llamada “Mefistófeles”. Cuando los buscadores la encontraron en la provincia de Magadán, en el Lejano Oriente, tenían dudas: si es una obra de la naturaleza o del ser humano. Una minuciosa investigación patentizó que “Mefistófeles” no estuvo sujeto a tratamiento artificial.

 

 

Telefonos:
llamadas extranjero: (+34) 934 155 019
llamadas España: : 934 155 019
llamadas urgentes: 615 423 358

fax: (+34) 934 157 044

This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Un cordial saludo,

New Counsel.

Levantan un tanque del fondo del río Neva

Levantan un tanque del fondo del río Neva

Un tanque de los tiempos de la II Guerra Mundial fue levantado del fondo del río Neva. La operación de izado del tanque “Klim Voroshílov” estuvo a cargo de efectivos militares conjuntamente con colaboradores del “Museo de la Batalla de Leningrado”. A pesar del temporal y de la profundidad de más de 15 metros la operación de ascenso de la futura muestra museística fue un éxito.

Lo más probable es que el tanque se haya hundido cuando cruzada el río sobre un pontón hacia la zona de los combates. Una vez reparado, el “Klim Voroshílov” permanecerá en la región de Leningrado y en un futuro próximo podrá participar en los desfiles históricos.

101 récords de “Madame MIG”

101 récords de “Madame MIG”

Para Marina Popovich a quien sus colegas llaman “Madame MIG”, los récords no eran sino su trabajo común y corriente. Ella es la única piloto del mundo que estableció 101 récords en aviones de diversos tipos. En su nuevo libro “Soy piloto” la legendaria Marina Popovich, que hace poco celebró su 80 aniversario, cuenta su vida en la aviación.

Marina Popovich tiene un destino fantástico. Ella llegó a ser aviadora, si bien todo, parecía, se oponía a ello. El impedimento principal era su pequeña estatura: 150 cm, quiere decir que los pies no alcanzaban los pedales. La chica de 14 años decidió “alargar” sus piernas. Encontró ciertos dispositivos de alpinista y pidió que se la colgara por las piernas con la cabeza para abajo. Para la edad de 16 años, ora gracias a sus ejercicios, ora creció naturalmente, su estatura aumentó a 161 cm y fue admitida en el club aeronáutico. Pero María quería apasionadamente ser piloto militar profesional, pero por entonces en Rusia entre ellos no había mujeres. En 1958 Marina pudo entrevistarse a d duras penas con el mariscal Kliment Voroshilov. Con su decisión “Pido a título de excepción enviarla a una escuela de aviación”, él le abrió camino a la aviación.

La popularidad de Marina Popovich, piloto y beldad rusa, era inverosímil. “Debido a la grande fama, no oí el rumor del tiempo que se iba”, bromea ella. En EEUU, por ejemplo, se la llama tan solo como “Madame O.K.”. Justo con tal titular el New York Times publicó una fotografía de gran tamaño de Marina tras su actuación en el show aéreo en Lakeland. La cuestión consiste en que a todas las ordenes del dirigente de vuelos desde tierra ella respondía ”¡O.K.!” porque no sabía inglés y no entendía nada. Marina se acuerda de aquel vuelo porque ayudó a encontrar un sponsor para tratar a niños rusos minusválidos. Cuando yo y Vladimir Voropáev de la fundación “Salud de la Patria” llegamos a Nueva York, se nos aconsejó que dirigiéramos al financiero norteamericano, señor Vance, recuerda Marina.

Entraos en su gabinete y yo digo a Vladimir que mire a un rincón: allí estaba mi fotografía grande. Vance nos recibe muy afablemente. Resulta que era dirigente de aquel vuelo. “Yo pregunto si el tren de aterrizaje está soltado. Tomo los prismáticos. Usted responde “O.K.”, pero yo veo que éste está escamoteado. ¡Santa Madonna! No hemos controlad a la rusa y ella, puede que haya llevado una bomba”, dice Vance. Y allí, a 40 km, se encuentra el cabo Cañaveral, de donde se lanza Discovery. “Acaso ha pensado así?”, le pregunto. Él responde: ¿Pero Usted no ha reaccionado de forma alguna”.

Los méritos de Marina Popovich fueron distinguidos con muchas condecoraciones, incluidas las órdenes de la Valentía y la Estrella Roja, se le entregó la Gran Medalla de Oro de la Federación Internacional de Aviación., Su nombre se dio a una estrella en la Constelación de Cáncer. El libro “Soy piloto” es ya el Nº 18, pero el primero que cuenta de ella misma. Los demás están dedicados a sus amigos y colegas. “La magia del cielo” al dos veces Héroes de la URSS, piloto cosmonauta Pável Popovich, primer marido de Marina y padre de sus dos hijas. Cualquier cosa que haga Marina, dondequiera que se encuentre, siempre ha sentido que es piloto y solo después, madre, esposa, amiga, escritora. Por eso incluso su deseo a los lectores tiene una orientación “aérea”: “alas seguras en la vida”.

El museo “Batalla de Borodinó” se convierte en centro multimedia

El museo “Batalla de Borodinó” se convierte en centro multimedia

El reconocido museo “Batalla de Borodinó” volvió abrir sus puertas al público de Moscú, tras concluir obras de reconstrucción.

Fue restaurada la gigantesca maquete panorámica circular de ciento quince metros de longitud y quince de altura, que reproduce el momento decisivo de la batalla decisiva a de contra Napoleón en 1812. Y asombra el  moderno sistema de iluminación y el propio edificio del museo, que también fue renovado.

En verano de 1812 el ejército de Napoleón cruzó la frontera rusa. El conquistador de Europa no pudo suponer que al cabo de medio año sus tropas sufrirían una derrota demoledora. El suceso clave de la Guerra Patria fue la Batalla de Borodinó. Posteriormente, en el destierro, el derrocado Emperador francés reconoció que de sus cincuenta combates “en la batalla de Moscú se mostró la mayor valentía y se obtuvo el menor éxito. En ella, los franceses fueron dignos de obtener la victoria, pero los rusos merecieron el derecho de ser reconocidos invencibles”.

El Museo “Batalla de Borodinó” fue abierto en ocasión del Centenario de la Guerra Patria de 1812. Entonces se exhibía una muestra única: la maqueta panorámica circular creada por Franz Roubaud, por encargo del Emperador Nicolás II. El pintor creó este enorme lienzo con precisión documental: viajó al lugar del combate, hizo cientos de bosquejos y pasó horas enteras en el archivo militar.

Ahora el museo “Batalla de Borodinó” es un  centro de exposición multimedia del futuro. Los quioscos interactivos permiten a los visitantes ver en las pantallas no sólo detalles del lienzo, sino también conocer comentarios históricos sobre esos detalles. Nos apresurábamos para reabrir las puertas para el Bicentenario de la Guerra Patria de 1812 –dice el vicedirector de Desarrollo del Museo, Vladímir Presnov:

− Los visitantes podrán ver una exposición totalmente nueva con gran cantidad  tecnologías modernas. Cabe señalar que el edificio está acondicionado para recibir a grupos de personas discapacitadas, que ahora pueden visitar el museo y ver muchas cosas interesantes.

En el museo se abrió una exposición en la que se exhiben muestras realmente únicas: objetos personales del Comandante en Jefe del Ejército Ruso, Mijaíl Kutúzov,  y de los participantes de las guerras napoleónicas. Asimismo despiertan gran interés las pinturas de batallas, los retratos de los héroes, las armas, uniformes y pertrechos de los ejércitos enfrentados –prosigue  Presnov:

− En el marco de los preparativos se hicieron adquisiciones muy importantes. El museo adquirió más de cuatrocientos objetos únicos. Una colección de armas, porcelana, pinturas y muchas otras rarezas.

Además, después de mucho tiempo reabrirá sus puertas la llamada Isba de Kutúzov, ubicada no lejos del museo. En ella se ha recreado con toda exactitud el ambiente en el que se celebró el famoso consejo de guerra en Filí, presidido por el Mariscal de Campo, Kutúzov, tras el combate contra Napoleón cerca de Borodinó.

Cosacos del Don desfilarán por las calles de París

Cosacos del Don desfilarán por las calles de París

Cosacos del Don se aprestan a "marchar a París", singular actividad que decidieron hacer coincidir con una efeméride notable: el Bicentenario de la victoria en la Guerra Patria de 1812.

El destacamento montado se pondrá en marcha en septiembre desde Moscú, para alcanzar dos meses después la capital de Francia.

“Esta es una marcha de la paz, una marcha en memoria de los combatientes rusos y franceses que perecieron en esa guerra”, -subrayaban en el Comité organizador de la expedición “Moscú-París”.

Hace dos siglos, el regimiento cosaco fue el primero que cruzó las puertas principales y entró en las calles de París y, a continuación hizo lo propio el emperador de Rusia, Alejandro I. Hoy en día, los establecimientos de comida rápida, los “bistro” recuerdan a los franceses la visita de los cosacos en ese entonces. Y ello porque, apresurando a los mozos parisinos, los cosacos exclamaban: “Bistro, bistro” (de prisa), vocablo que quedó grabado en la memoria y en el lenguage cotidiano.

En la expedición “Moscú-París” participarán veinticinco jinetes, para los que ha sido encargado el vestuario cosaco auténtico de 1812: desde las gorras y papajas hasta las botas, sables y picas de imitación. Los cosacos tendrán que recorrer unos tres mil kilómetros en dos meses, explicaba a La Voz de Rusia Pavel Moshalkov, miembro del comité organizador de la campaña:

—La partida está planeada en principio desde la Torre Spassky, del Kremlin, a principios de septiembre, y para fines de octubre, la llegada a Francia, a Fontainebleau. Los puntos principales de la escala, en los que se prevé un programa cultural son Smolensk, Minsk, Kaunas, Varsovia, Leipzig, Nancy y Fontainebleau.

Los participantes en la expedición son cosacos de pura cepa. Fueron meticulosamente seleccionados en las aldeas cosacas. Y hace ya medio año que dedican todo su tiempo a los entrenamientos. Está claro que la tarea planteada ante ellos es, aparte de difícil, muy honorífica. Los jinetes recorrerán la misma ruta que en sus días recorrieron las unidades cosacas del atamán Platov. Una tropa de sesenta mil hombres pisó los talones a Napoleón Bonaparte a través de toda Europa. Los cosacos fueron los únicos que lograron llegar hasta París y, regresar a casa en sus corceles, lo que habla de la resistencia de la raza equina del Don. Los donchaki, como son también denominados estos hermosos alazanes, se distinguen por una salud envidiable, en los que se combinan una altura imponente, elegancia y sencillez a la vez. No cabe duda que son capaces, al igual que hace dos siglos, de recorrer todo el camino desde Moscú hasta la capital francesa, considera Pavel Moshalkov:

—El record de un caballo del Don es de trescientos once kilómetros al día con jinete. Otro cantar es si nos permiten cabalgar todo el tiempo. Al parecer, en Alemania tendremos que recorrer el camino en camiones. En lo que respecta al personal auxiliar, los veterinarios son indispensables, además de traumatólogos, caballerizos, talabarteros. Serán además obligatorios los forrajeros y los aposentadores.

No obstante que, históricamente, los cosacos eran soldados por excelencia, custodiaban las fronteras del imperio ruso, participaban en todas las campañas militares, e incluso servían en la escolta del zar, a París viajan con fines exclusivamente pacíficos: para recordar el legendario pasado y para relatar a la juventud francesa la historia de Rusia y de la comunidad cosaca. En Francia lo entienden perfectamente, lo que explica su gran interés en este proyecto, señalaba Toma Buffin, agregado de prensa de la embajada de Francia en Rusia:

—Nos parece que esta es una buena posibilidad para que los franceses y los habitantes de los países recorridos por esta expedición conozcan la historia y las tradiciones de los cosacos. Estas reproducciones históricas son buenas y útiles, pues recuerdan a la joven generación páginas vividas de nuestra historia conjunta.

Además de encuentros con los participantes de la expedición “Moscú-París”, los habitantes de Francia podrán apreciar actuaciones del Coro de Cosacos del Kuban, del Conjunto de Canto y Danza de Alexandrov, grupos de jinetes de la “Escuela de Caballería del Kremlin”. El concierto de gala, con la participación de estos colectivos está programado para el 28 de octubre en Fontainebleau.

Premium Joomla Templates
Premium Joomla Templates

Premium WordPress Themes
Premium WordPress Themes

Facebook

 

Upcoming Events

11.10.2012

Proin magna mi, porttitor eget loboris sit amet, bibendum id orci. Nam arius mollis.

12.15.2012

Suspendisse in ipsum ut magna pharetra aliquet non sodales velit. Proin pellenesque.

Contacto

Telefonos oficina central: 
llamadas extranjero: (+34) 934 155 019
llamadas España:  934 155 019
llamadas urgentes: 615 423 358

fax: (+34) 934 157 044

This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.