Cultura

Obras de arte en un “museo imaginado”

Obras de arte en un “museo imaginado”

En Moscú, los días 28 y 29 de abril, se inaugura el denominado “Museo Imaginado”. Con este proyecto el Museo de Bellas Artes celebra su centenario.

El Museo Imaginado es, entretanto, bien real. Se trata de la exposición permanente del Museo de Bellas Artes, completada con obras maestras que llegan de las pinacotecas más famosas del mundo y de colecciones privadas. En cada sala los cuadros huéspedes se combinan perfectamente con las obras “aborígenes”, considera la directora del museo Irina Antónova.

—Una peculiaridad de esta exposición consiste en que no se trata de una, dos o tres salas, donde se exhiben las primorosas obras “invitadas”, dice Irina Antónova. – Nosotros los colocamos en aquellas salas en las que deben estar por el tiempo de su creación y, digamos, por su nacionalidad. Las destacamos especialmente por un proceder artístico, luz y otros medios, para que el espectador, al entrar en la sala, vea de inmediato este lienzo y se dé cuenta de que sea un “huésped”, que no estará aquí durante largo tiempo.

La idea única del Museo Imaginado fue sugerida por el libro homónimo del escritor francés André Malraux, que fue en su tiempo ministro de Cultura. El conocido novelista “creó un museo con ayuda de nueva técnica de reproducción de obras de arte”. En Moscú la idea fue desarrollada, aun cuando no era una cosa fácil, confesó Irina Antónova.

La directora del Museo de Bellas Artes cuenta que en la exposición es buena la sección de Holanda. Pero faltan, por ejemplo, telas de Franz Hals, tampoco de Vermeer. Pero, sería bueno contar con tales cuadros. Tenemos una bella colección de arte del siglo XX, continúa Irina Antónova, pero no hay cuadros de Jackson Pollock, representante del expresionismo norteamericano de los años cincuenta y sesenta. Falta Climt, magnífico pintor austriaco. Nunca se exhibieron sus lienzos en Moscú. Justo por este principio nos dirigimos a nuestros socios, colegas de diversos museos del mundo y más de treinta de ellos atendieron nuestra solicitud. Muy generosos fueron los colegas españoles del Museo del Prado. Ellos dieron el espléndido retrato grande de Velázquez ·”Príncipe Baltasar Carlos a caballo”, también un cuadro de Bosch que tampoco se exhibió en Moscú. Es muy difícil obtener obras de este pintor. Los españoles nos dieron también trabajos de El Greco, que se expusieron en Moscú, pero en nuestro museo no hay sus obras.

Los museos alemanes también fueron generosos. En el Año Dual Alemania-Rusia se trajo a Moscú retratos de Durero y composiciones de Hans Holbein el Joven, al paso que a las salas de la antigüedad llegaron viejos bajorrelieves hechos en fuentes de plata.

El secreto del éxito del Museo Imaginado reside en el propio Museo de bellas Artes. Mejor dicho, en su habilidad de desarrollar rápida, sabia y sensacionalmente la actividad expositiva. Esta comenzó inmediatamente después de la fundación del museo, cuando habías apenas una colección universitaria de copias antiguas. Ya entonces se efectuó la primera exposición: la de trabajos de la conocida escultora rusa Anna Golúbkina. Una verdadera sensación fue la exposición de cuadros de la Galería de Dresde que resultaron en Moscú después de la II Guerra Mundial como valores desplazados. Aquí las telas fueron cuidadosamente restauradas y devuelta a Alemania. Y antes de su repatriación fueron expuestos en el Museo de Bellas Artes.

Un verdadero boom se produjo en los años 70 del siglo pasado, cuando en el museo comenzaron a exhibirse, una tras otra, colecciones de valores artísticos y rarezas: Tesoros de Troya de las excavaciones de Heinrich Schliemann, Tesoros del sepulcro de Tutankamón, pinturas de Rafael, Turner, Picasso, Dalí… En total, en cien años en el museo se han realizado más de un mil doscientas exposiciones. La reciente exposición de obras de Caravaggio fue califica por los críticos de “imposible”. Nadie hasta ahora ha podido reunir juntos tantas obras primorosas del genio italiano.

El Museo de Bellas Artes de Moscú tiene una reputación intachable y por eso lo felicitan con agrado el Louvre y el Museo Británico. Sin hablar ya de los museos de Italia con la mayoría de los cuales se mantienen los contactos más estrechos.

 

Mas informacion:

Telefonos:
llamadas extranjero: (+34) 934 155 019
llamadas España:  934 155 019
llamadas urgentes: 615 423 358

fax: (+34) 934 157 044

This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Un cordial saludo,

New Counsel.

Premium Joomla Templates
Premium Joomla Templates

Premium WordPress Themes
Premium WordPress Themes

Facebook

 

Upcoming Events

11.10.2012

Proin magna mi, porttitor eget loboris sit amet, bibendum id orci. Nam arius mollis.

12.15.2012

Suspendisse in ipsum ut magna pharetra aliquet non sodales velit. Proin pellenesque.

Contacto

Telefonos oficina central: 
llamadas extranjero: (+34) 934 155 019
llamadas España:  934 155 019
llamadas urgentes: 615 423 358

fax: (+34) 934 157 044

This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.